Ángel Toirán Maside: “A Córdoba, de Luis de Góngora”

Os dejo un bello poema de Luis de Góngora y Argote, 1585, ‘A Córdoba’. Espero que os guste recordarlo. Un abrazo, Ángel Toirán Maside.

¡Oh excelso muro, oh torres coronadas

De honor, de majestad, de gallardía!

¡Oh gran río, gran rey de Andalucía,

De arenas nobles, ya que no doradas!

¡Oh fértil llano, oh sierras levantadas,

Que privilegia el cielo y dora el día!

¡Oh siempre glorïosa patria mía,

Tanto por plumas cuanto por espadas!

Si entre aquellas rüinas y despojos

Que enriquece Genil y Dauro baña

Tu memoria no fue alimento mío,

Nunca merezcan mis ausentes ojos

Ver tu muro, tus torres y tu río,

Tu llano y sierra, ¡oh patria, oh flor de España!

 

Ángel Toirán Maside

http://www.angeltoiranmaside.com/angel-toiran-maside-a-cordoba-de-luis-de-gongora/

Advertisements

Ángel Toirán Maside: “la vida de los elefantes”

elefante_ angel toiran maside

He leído este fragmento sobre la vida de los elefantes y lo quiero compartir con vosotros:

“El viejo elefante, cuando siente que está cercana su muerte, abandona la manada en silencio y al atardecer, les mira por última vez y se va muy lejos por un camino que probablemente nunca hizo, pero que sabe hacer. Y ese es el misterio de los elefantes, y la maravilla de su memoria, precisamente por eso porque tienen memoria de algo que no han vivido. Dicen que existen lugares al que todos ellos van a morir en soledad. Es el cementerio de los elefantes, y hacia allá se dirigen como los pájaros siguiendo una ruta no aprendida, sino marcada en el instinto de la vida desde el mismo instante del nacimiento.

Con la trompa baja, quien sabe si recordando cada instante de los juegos en el río, de los baños de barro, de los apareamientos, de la manada, de la vida, caminan mirando los pasos que se van hundiendo en la tierra”.

Ángel Toirán Maside

Ángel Toirán Maside: “Noviembre inspira poesía”

Antonio Machado

Noviembre 1913

Un año más. El sembrador va echando

la semilla en los surcos de la tierra.

Dos lentas yuntas aran,

mientras pasan la nubes cenicientas

ensombreciendo el campo,

las pardas sementeras,

los grises olivares. Por el fondo

del valle del río el agua turbia lleva.

Tiene Cazorla nieve,

y Mágina, tormenta,

su montera, Aznaitín. Hacia Granada,

montes con sol, montes de sol y piedra.

ÁNGEL TOIRÁN MASIDE

Ojos negros en Lampedusa

FUENTE EL MUNDO FOTO AFPSi uno ha visto esos ojos, no los olvida jamás. En ellos, incluso en los de aquellos que lograron cruzar, hay un abismo del que no puede imaginarse el fondo, cuando uno no ha vivido lo que vivieron sus propietarios. Son ojos oscuros, casi negros, y miran de frente y en un silencio tozudo, como no queriendo contar lo que han visto. Porque nadie puede remediarlo, y porque de nada sirve hablarle del dolor a quien no lo padeció en carne propia, a quien no conoce de primera mano su dentellada.

Continue reading